miércoles, 4 de septiembre de 2013

Aloe Vera



ALOE VERA



De sobran son conocidas los múltiples beneficios que se pueden extraer de la planta del ALOE VERA,  ya se utilizaba y se hablaba de sus virtudes en tiempo de los Romanos, se creía, por aquel entonces, que era la planta de la inmortalidad, es un producto que se ha usado desde tiempos inmemorables y del que todavía hoy nos servimos para muchas aplicaciones.

Fueron los Españoles en su aventura de conquistar el nuevo mundo, los que lo introdujeron en América, ya que en ese momento en España el aloe vera era considerado una planta imprescindible en cualquier hogar, era conocido la vertiente mediterránea por sus grandes plantaciones de Aloe vera.

Una vez que ya hemos conocido un poco de historia sobre el Aloe Vera vamos a conocer para que podemos utilizar nuestra planta:

  • Acción anti-inflamatoria: se puede utilizar para calmar los dolores de articulaciones que estén inflamadas, tanto por golpes, artritis o dolores musculares.
  • Alivio de quemaduras solares.
  • Hidratación profunda, por lo que se aconseja en pieles sensibles o estropeadas, también ayuda a reducir las arrugas de la cara y es un buen filtro solar.
  • Elimina la infección de poros, por lo que es aconsejable en caso de acné juvenil, eccemas…
  • Se puede utilizar en el cabello para aportar suavidad y flexibilidad.
  • Con un uso continuado y constante es muy efectiva para tratamientos contra la soriasis y las manchas en la piel. 
Para conseguir los efectos beneficiosos de la planta, deberemos cortar los bordes únicamente de la hoja de la planta que vayamos a utilizar, de esta manera evitaremos las espinas, de ahí cortaremos la hoja longitudinalmente de manera que obtendremos dos hojas con la pulpa por un lado y la corteza por el otro en ambos casos.

También se puede aplicar directamente la pulpa sobre la piel, es sabido que el aloe vera es absorbido por la piel cuatro veces más rápido que el agua, por lo que es una manera muy efectiva de conseguir mejores resultados de esta manera, la pulpa se puede sacar con la ayuda de una cuchara y después machacarla a fin de conseguir una pasta para poder aplicarla de manera correcta.